Mis tácticas… Fifa 13

  • La formación que uses debe adaptarse tanto a tus gustos y estilo de juego como a las características de los jugadores que tienes en tu plantilla. Forzar una formación sin tener en cuenta las características del vestuario es un ‘suicidio’ sobre el césped.
  • Intenta manejar y conocer distintas formaciones, no te limites sólo a una, para que si debes cambiar durante un partido no sea un problema.
  • El primer paso para lograr una victoria pasa por imponer tu estilo y formación sobre la del rival. No cambies de inicio tu formación únicamente por ver la del contrario. Espera que el paso de los minutos determine quién ha impuesto su pizarra.
  • Si tu rival te ha ganado claramente la partida desde la formación, cambia el dibujo en el descanso. Busca un golpe de efecto.

3-4-3Arriesgada en defensa, poderosa en ataque, la formación 3-4-3 se presenta como la evolución ofensiva del 4-3-3 de la escuela holandesa, aquella que comenzó a gestarse con el Ajax de Rinus Michels y que pasó a la historia con la Holanda del 74. Fueron los años de la Naranja Mecánica, del fútbol total, un concepto que parte de que ningún futbolista tiene un papel asignado, lo que exige una gran capacidad técnica y táctica. Una idea que llegó a España de la mano de Johan Cruyff, que ya en el Barcelona empezó a experimentar con un 3-4-3 posible gracias a la presencia de un jugador como Koeman y que quiso llevar a límite, Guardiola que, tras su exitosa apuesta por el 4-3-3, acabó su etapa azulgrana con un 3-4-3 empujado por una plantilla prolija en centrocampista pero limitada en defensas.

3-4-3 BásicoSin laterales que apoyen, no se puede arriesgar con un 3-4-3 sin centrales veloces. Al menos uno. Los dos DFC más rápidos flanquearán al lento. Si sólo tenemos uno rápido, éste formará en el centro de la defensa. En ataque no tendrán obligación de entrar en juego. No es estrictamente necesario que el MD y el MI sean jugadores veloces, dado que es un sistema en el que se juega con extremos. Por ello, podemos asimilar dos tipos de juego. Uno, apostar por jugadores de banda -incluso podríamos usar laterales rápidos- cuya velocidad permita su presencia tanto en ataque como en defensa. Dos, apostar por mediocentros (MC o MCO) con un juego más de toque y posesión que hace menos necesaria su condición física. En este caso, el juego debe basarse en posesiones largas, toque y una disposición libre de los jugadores.

En ataque los dos extremos (ED y EI) y el delantero centro (DC) deberán ser capaces de intercambiar sus posiciones con libertad, con los disparos desde la frontal por parte de los centrocampistas como una seria opción. Es importante acabar las jugadas, dado que al jugar con tres centrales las contras son muy peligrosas. En situaciones defensivas son importantes los apoyos defensivos desde el centro del campo. Hay quien prefiere una presión defensiva sobre el campo rival, una buena técnica dado que nuestra persencia numérica sobre el campo rival será mayor, eso sí, si superan la misma estarás en inferioridad.

3-4-3 opción 2Derivado de ese cambio de posiciones existe una opción atacante que consiste en jugar con un segundo delantero (SD) en lugar del delantero centro (DC). Es la opción creada por Guardiola para aprovechar la capacidad de Messi a la hora de generar juego. La ventaja es que ganas un jugador más a la hora de sacar el balón jugado desde tres cuartos del campo, a la vez que ello te debe llevar a una modificación de los movimientos de los extremos, que deberán entrar en el área para ocupar el puesto que deja libre el DC. Por contra, aquellos que gustan de jugar con una referencia fija en el área o con cierta velocidad en sus transiciones pueden encontrar problemas.

Táctica personalizada (para robar y jugar a la contra):

Velocidad: 70/ Pases: 60/ Posición: Organizada

Pases: 70/ Centros: 65/ Tiros: 45/ Posición: Libre

Presión: 69/ Agresividad: 72/ Anchura: 45/ Cubrir

El objetivo de esta táctica es presionar al rival en campo contrario, para lo que deberemos apoyarnos en una ‘Actitud Ofensiva’ del equipo. Robado el balón, la circulación del mismo será rápida y en largo hacia las bandas para acabar con un centro al área o asistencia al hueco buscando el remate del DC.

Táctica personalizada (posesión):

Velocidad: 35 / Pases: 35/ Posición: Organizada

Pases: 35/ Centros: 45/ Tiros: 55/ Posición: Libre

Presión: 61/ Agresividad: 63/ Anchura: 45/ Cubrir

Se busca una táctica para mantener la pelota, en la que el juego será lento (35), con pases en corto (35) donde no se arriesgue en el pase (35). Podemos incrementar bien la tasa de ‘Centros’, en función si las jugadas de ataque las queremos acabar con centros al área, o bien la tasa de ‘Tiros’ si preferimos acabar con un disparo desde la frontal.

Para los que gustan arriesgar en defensa y buscar la posesión como fórmula de ataque aparece el 3-5-2, un gigante en ataque en ocasiones con pies de barro, que permite disfrutar en ataque pero se sufre en defensa. Si eres capaz de gestionar el balón en tu poder, es tu táctica.

3-5-2 opcion 1Con 3 centrales (DFC), es recomendablemente que los dos más rápidos (si tienen fuerza y cabeceador mejor)  formen en los laterales, y dos mediocentros defensivos (MDD-MDI), descansa una formación donde los dos interiores (MD-MI) deben tener una alta capacidad defensiva (mínimo trabajo nivel medio en defensa entre sus cualidades) para ocupar las bandas, punto débil de esta formación, especialmente si el rival juega con un 4-3-3 y juega en largo. Por delante un mediocentro ofensivo (MCO) que, siendo enganche, llegará desde segunda línea hacia dos delanteros (DD-DI) que pueden caer a banda ante la labor de los interiores en defensa.

Se trata de una formación que hace recomendable jugar bajo una táctica personalizada que en defensa se base en la presión intensa y con una personalidad en en juego ‘ofensiva’ para presionar y tratar de recuperar en campo contrario, que es donde más jugadores acumulas. Tácticamente es una formación dirigida a disfrutar de un juego elaborado, lento y en corto que facilite a la hora de atacar la progresiva incorporación de los interiores y los pivotes defensivos desde la defensa al ataque. No es recomendable para jugar a la contra.

Táctica personalizada:

Velocidad: 35 / Pases: 35/ Posición: Organizada

Pases: 40/ Centros: 50/ Tiros: 55/ Posición: Libre

Presión: 69/ Agresividad: 63/ Anchura: 55/ Cubrir

El objetivo es controlar la pelota, gestionar el ataque desde los pases en corto -35- y la elaboración calmada. Con cinco centrocampistas no caben las prisas. Llegado el momento de buscar el gol puedes hacerlo por varios caminos en función tanto de las características de tu ‘enganche’ como de tus delanteros centros. Si son DC rematadores deberás incrementar la tasa de centros -55-, si dispones de un MCO con un alto valor en pase al hueco entonces puedes aumentar el valor de los pases -40- para buscar un último pase de gol. Si bien tus DC o tu MCO tienen buen valor de tiros, incrementa este valor.

Hasta la llegada de Mourinho al mundo del fútbol el 4-2-3-1 era una formación desconocida. Y es que lo que hoy se entiende como 4-2-3-1 no era otra cosa que un 4-4-2 con un segundo delantero – pensemos en el Real Madrid de Raúl y Morientes – haciendo de enganche o un 4-4-1-1 donde tras el delantero centro existía un enganche encarnado por el mediapunta. Sin embargo la llegada del portugués al fútbol internacional, y en especial a las filas del Real Madrid, ha provocado el cambio de concepto en una formación que ahora aplican numerosos equipos si bien el estilo de sus jugadores es lo que confiere un resultado final radicalmente distinto. Y es que no es lo mismo disponer este dibujo sobre el campo con extremos o delanteros volcados en banda que hacerlo con interiores.

 El dibujo original del 4-2-3-1 nos lleva a alinear un DI y un VOL en banda derecha – FIFA no admite la posición del VOL en banda izquierda – en lo que supone un esquema ofensivo. El DI puede ser un extremo o un delantero, preferiblemente con tendencia a la diagonal hacia el area buscanco el disparo o el pase -será en horizontal buscando un disparo desde la frontal del MCO o una asistencia al DC-antes que el centro. En el caso del VOL deberá ser un extremo o un MI con alta capacidad ofensiva y defensiva pues será un enlace entre el ataque y la defensa. En este caso sí podemos buscar los centros como salida a la jugada. Igualmente el DC podemos optar por un delantero rápido y regateador o bien un delantero centro matador y rematador si nos gusta buscar los remates de cabeza.

Sin embargo dos piezas importantes en este sistema son los dos medioscentros defensivos que conforman el mismo. Uno de los dos es interesante que tenga una alta capacidad defensiva y táctica mientras que el compañero puede ser incluso un MC reconvertido a la posición. En este caso intentaremos siempre sacar la jugada a través del mismo. Si los dos medioscentros carecen de actitud ofensiva estaremos ante un dibujo ultradefensivo de poca creación y que tenderá a desconectarse defensa-ataque.

Con interiores el 4-2-3-1 -en FIFA 13 recibe el nombre de 4-2-3-1 en rombo- se convierte en un 4-5-1  sólido en el centro del campo pero que puede resentirse en el apartado ofensivo, si bien todo depende de cuestiones como la velocidad y aceleracióncapacidad ofensiva de nuestros exteriores y nuestro MCO. Una baja capacidad de los mismos dejaría al DC demasiado sólo ante defensas siempre superiores en número. Sería una formación para jugar en actitud ofensiva desde el inicio donde comprimir las líneas y buscar la recuperación rápida.

Recuerda, no será lo mismo formar un 4-2-3-1 formando con Xabi Alonso y Modric que con Essien y Khedira, por ejemplo.

Táctica personalizada básica para el 4-2-3-1:

Velocidad: 50/ Pases: 49 / Posición: Organizada

Pases: 71/ Centros: 50/ Tiros: 67/ Posición: Libre

Presión: 57 / Agresividad: 60/ Anchura: 50/ Cubrir

Recuerda que la presencia de un MCO con capacidad de pase o disparo determinará el valor de ‘Tiros’, así como la presencia de un DC cabeceador y rematador el valor de ‘Centros’.

Táctica personalizada para jugar con posesión y disparos para el 4-2-3-1:

Velocidad: 47/ Pases: 41 / Posición: Organizada

Pases: 71/ Centros: 43/ Tiros: 72/ Posición: Libre

Presión: 39 / Agresividad: 49/ Anchura: 68/ Cubrir

Esta táctica personalizada busca generar juego a través de la posesión -Velocidad 47 y Pases 41- arriesgando en ataque buscando el pase al hueco -71- y los disparos desde segunda línea -72- .

Táctica personalizada para juego defensivo y atacar a la contra:

Velocidad: 70/ Pases: 70/ Posición: Organizada

Pases: 71/ Centros: 65/ Tiros: 40/ Posición: Libre

Presión: 65/ Agresividad: 60/ Anchura: 68/ Cubrir

En este caso hablamos de un equipo que trata de presionar por encima de la línea del centro del campo -Presión 65- en el que buscamos recuperar cuanto antes el balón, salir rápido -Velocidad 70- con pases preferiblemente en largo -Pases 70- en la que buscamos rápidamente al delantero, arriesgando -Pases 71- y pocos tiros desde la frontal.

Un clásico. El 4-4-2 en rombo es quizá una de las tácticas que más predominaban en los años 90, cuando se convirtió en la versión moderna, arriesgada y ofensiva del tradicional 4-4-2, cuando el fútbol de extremos apenas existía más allá de la escuela holandesa.

4-4-2 Rombo Creacion de juegoUna de las características del 4-4-2 en rombo (llamada 4-1-2-1-2 en Ultimate Team) es la generación de juego. Sin duda alguna el esta formación lleva a la generación de juego en la zona central -imagen 1- en el rombo que genera el MCD, los interiores y el MCO o MC adelantado. Los pases y capacidad de combinar entre estas cuatro piezas es fundamental. Si bien nunca hay que despreciar los pases en largo hacia la zona de DC en caso de formaciones que ocupen estos espacios como la 4-5-1 o un 4-3-3 físico y defensivo. Pieza especialmente clave es el MCO o MC adelantado -imagen 2- ya que es el auténtico generador de juego. De su capacidad para distribuir, dar pases al hueco y su visión deben estar por encima de valores más apreciados en otras formaciones como la capacidad de disparo o la velocidad. Será el escalón entre el centro del campo y la delantera y los interiores. En caso de estar excesivamente cubierto, el juego deberá generarse por las bandas. Por último, toda la construcción de juego debe derivar en dos hombres, los DC. Ya sea desde los MD y MI o desde la posición del MCO, el objetivo -imagen 3- es surtir balones al hueco hacia posiciones del ’9′ o centros al área desde la banda, según nuestro estilo de juego o necesidad. Es el último paso en la generación de juego.

Con una defensa en línea el centro del campo estará dominado por un único MCD de cierto nivel defensivo, con un alto grado en robos, intercepciones y disposición táctica que no pierda la posición. Su figura en ataque será apenas anecdótica. Por delante un único MC organizador, con alto nivel en pase corto y largo, visión, clase y jugón. Se trata de un dibujo ideal para aquellos jugadores que les gusta la posesión en vertical y los pases arriesgados al hueco. Inclusive es un dibujo que permite jugar en la posición de MC con un MCO - casos de jugadores como  Modric, Borja Valero, Scholes, Gerard, Diego o Gotze – dado que sus labores en defensa serán menores. A sus costados, dos interiores. Un MI-MD que en función de la capacidad defensiva del MC estarán más o menos alejados del mismo. Y por delante, dos delanteros en línea. Un DI-DD o DC-DD, según se guste.

Táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 47 / Pases: 49 / Posición: Organizada

Pases: 67 / Centros: 66 / Tiros: 50 / Posición: Organizada

Presión: 57 / Agresividad: 36 / Anchura: 66 / Cubrir

Para los que les gusta del 4-4-2 en rombo siempre existe una opción más ofensiva y que pasa por sustituir sobre la pizarra el MC por un MCO más adelantado y cercano a los delanteros. Este dibujo, además, invita a mover a los interiores hacia el exterior. El resultado son más espacios, tanto para atacar como para defender, lo que suele romper el centro del campo. Sin un MCD potente es una formación arriesgada. En este caso la táctica personalizada invita a jugar más en largo, con transiciones más rápidas y la presencia del MCO invita a más disparos a puerta. En defensa, mejor esperar al rival y a que lleguen nuestros jugadores.

La táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 68/ Pases: 55 / Posición: Organizada

Pases: 53 / Centros: 38 / Tiros: 70 / Posición: Organizada

Presión: 40 / Agresividad: 48 / Anchura: 54 / Cubrir

4-4-2Un clásico entre los clásico. La formación 4-4-2 fue, sin duda alguna, el referente futbolístico de finales de los 80 y comienzos de los 90. Entonces pocos eran los entrenadores capaces de contradecir los principios de una formación cuyo principal baluarte es su equilibrio en todas las líneas, conformando un bloque tanto en defensa como en ataque. Hoy en día ya no es el libro de cabecera primordial, pero sí una formación que sigue muy vigente. Y es que su sencillez a la hora de desarrollarla y aplicarla sobre el cesped es palpable.

4-4-2 Opción 1El 4-4-2 gira sobre el equilibrio y la compenetración tanto en ataque como en defensa dos líneas de cuatro donde todos atacan y todos defienden. De los espacios entre las mismas radicará la potencia defensiva de un sistema con cuatro figuras marcadas, como los laterales, los centrocampistas, los interiores y los dos delanteros. Los laterales serán dos salidas recurrentes de balón desde la defensa hasta posiciones de centro del campo e incluso a línea de fondo, pues sus proyecciones ofensivas serán habituales. Los dos centrocampistas sobre los que pivota el equipo deben equilibrar ataque y defensa por igual, capaces de hacer por igual labores de ataque y defensa. En ocasiones -unas veces de forma predeterminada y en otras en función del desarrollo del juego- uno de los centrocampistas pueden descolgarse al ataque para ayudar en las labores de construcción. Los interiores serán los auténticos protagonistas de surtir de balones a los dos delanteros, que percutirán una y otra vez con sus remates. Todo ello en un sistema organizado y con poco ‘juego libre’.

Táctica personalizada recomendada para el 4-4-2:

Velocidad: 47 / Pases: 50 / Posición: Organizada

Pases: 50/ Centros: 70 / Tiros: 45 / Posición: Organizada

Presión: 57 / Agresividad: 49 / Anchura: 66 / Cubrir

El 4-4-2 no es una táctica que se preste a jugar a la contra. La construcción del juego será a una velocidad moderada -47- para generar un ataque con pases seguros -50- dado que no existe un MCO, donde la voz cantante la lleven los interiores y sus centros -70- al área. Pocos disparos pues apenas hay llegadas desde segunda línea.

4-4-2 Opcion 2Una de las opciones para favorecer la construcción es un doble pivote confeccionado por una pareja constructiva y destructiva. Es decir, un MCD (puede ser MDI o MDD) y un MC (puede ser MVI o MVD) en la que predeterminar quién de los dos se quiere que asuman la construcción del juego. En este caso no habrá movimientos ‘ataque o defensa’ predeterminados pues la propia condición de MC y MCD les situará de forma escalonada.

Presión Defensiva 4-4-2El 4-4-2 es una formación equilibrada cuya fortaleza -para algunos debilidad- es que es un bloque que se hace especialmente patente en labores defensivas, donde bien empleado resulta una formación especialmente complicada de superar en el que se hace muy útil el modelo jaula, líneas muy juntas con apoyos cercanos y constantes de compañeros. En caso de aplicar una presión defensiva alta, los defensas serán los que empujen hacia adelante las líneas llevando hacia el centro del campo. Será en esa parcela donde defensores, medio y delanteros -imagen 1- generen una jaula que busca impedir la generación de juego en la medular. Su punto flaco, balones largos a la espalda de la defensa o pases al hueco a la carrera del extremo o delantero. Otra opción totalmente contraria es la defensa en campo propio -imagen 3- en la que la defensa se coloca al borde del área pequeña y los delantero en el centro del campo. Entre medias la línea de centrocampistas. Esta opción defensiva permite al rival manjear el balón con relativa facilidad hasta la medular, donde empiezan los problemas. En este caso los pases largos a la espalda de la defensa no son un peligro, pero sí los disparos desde la frontal -el juego rival se generará en tres cuartos de cancha- y los balones filtrados al hueco serán un mano a mano con el portero. En este caso cuando el equipo recupere el balón la respuesta debe ser un contraataque. Por último, la opción intermedia -imagen 2- en la que no se hace hincapié en ninguna forma de presión. En este caso el 4-4-2 pierde parte de sus virtudes.

Casi en desuso y olvidado. Así podría calificarse actualmente el 4-4-1-1, un sistema muy empleado en los 90′s, especialmente en Inglaterra, en una época en la que el mediapunta era una posición casi desconocida y depreciada ante la eclosión de los segundos delanteros, jugadores que actuaban por detrás del punta, más habilidosos en el regate y la creación pero menos rematadores que el ’9′, aunque en muchas ocasiones hacían más goles que el delantero. Era la época dorada de los Raul, Totti, Del Piero, Inzaghi… Era la época dorada del ’7′, jugadores con capacidad de trabajo para sacar el balón, construir juego y completar el ataque. Sin embargo la explosión del mediapunta y la llegada del 4-2-3-1 casi omnipresente en todos los equipos dejan el 4-4-1-1 en casi un recuerdo. Hoy solo el Manchester United con Rooney recuerda su esencia.

Con una defensa de cuatro básica, en el medio campo forma con un doble pivote (puedes variar entre dos MCD, dos MC o con una combinación entre ambos) en línea con los interiores (MI-MD) por detrás de la figura del segundo delantero, el SD. Para emplear este sistema es conveniente tener un SD con capacidad de trabajo -alta en ataque y defensa – y ciertos valores en pase. Igualmente es interesante que el ’9′ sea un jugador rematador y buena capacidad de definición y cabeza.

En el estilo de juego buscaremos la posesión y elaboración lenta, ayudados por el segundo punta e incorporando poco a poco a los jugadores al ataque, para finalizar bien con un centro al ’9′ o con un disparo desde la frontal desde el segundo punta. Jugar a la contra no es una buena opción.

Táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 47 / Pases: 49 / Posición: Organizada

Pases: 67 / Centros: 75 / Tiros: 55 / Posición: Organizada

Presión: 57 / Agresividad: 36 / Anchura: 66 / Cubrir

Para algunos la mejor manera de ocupar el campo, para otros la forma ideal de explotar la velocidad de tu equipo. Yo me inclino por esto último. El 4-3-3 es una de las formaciones predilectas de aquellos a los que gusta correr y exprimir hasta el agotamiento el botón del regate.

La básica, la mejor. Un mcd bien acompañado por delante, y de forma escalonada, por dos medios volantes (mvi y mvd) suele ser lo habitual en una táctica que debe estar siempre determinada por la velocidad en las jugadas y la abundancia de centros al nueve - personality cabeceador y fuerza - desde los extremos, que deben ser también un recurso en la diagonal buscando el disparo tras regatear al lateral o al central.

Las combinaciones que ofrece son múltiples, pero todo depende también del tipo de jugadores o partido a los que te enfrentes.

Ultradefensivo, formado por mcd-mdd-mdi donde la táctica debe ir dirigida al juego en largo. En este caso es habitual también emplearla sin extremos y recurrir a una linea de ataque formada por 3 delanteros (di-dc-dd), alguno de ellos incluso un poco más retrasado. En este caso se aconseja que los mediosvolantes defensivos tengan exigencia alta

 

Para los más ofensivos siempre cabe una línea de tres en el centro del campo formada por tres medios centros creativos (mvi-mc-mvd), ya sea en línea o levemente escalonados. En este caso la opción de juego siempre debe apoyarse en una táctica con apoyos y juego en corto, se puede ajustar un alto porcentaje en pases de riesgo y una velocidad que no supere el 50. Puede ser aún más ofensiva si recurrimos a la figura de un mediocentro ofensivo. En este caso la opción más correcta sería el uso de los tres escalones del centro del campo (mcd-mc-mco) en la que recuperaremos la figura de medio centro defensivo para dar equilibrio a un juego tácticamente de nuevo en corto, pase mixto (tanto al pie como en largo) y que ofrece igualmente las opciones de apostar por centros al área, alto porcentaje de riesgo en los pases en ataque y alto porcentaje en posiciones de tiros gracias a la presencia de un mediocentro ofensivo que llega desde segunda línea.

¿Cómo defender con un 4-3-3?

4-3-3 Opciones DefensivasEl 4-3-3 desarrolla su faceta defensiva a partir del trivote de jugadores que conforman el centro del campo, con independencia de si tu elección para conformar el mismo es a partir de jugadores defensivos u ofensivos. Con un 4-3-3 puedes elegir una presión alta -imagen 1- en la que el trivote se una al tridente ofensivo, buscando ahogar al rival de mediocampo hacia adelante, o una presión en campo propio -imagen 2- en la que liberarás a los tres atacantes de labores defensivas y en la que esperarás al rival en tu centro del campo. Bien es cierto que la primera de las opciones -imagen 1- puede ser más aconsejable si eliges como acompañante a tu MCD dos volantes con más capacidad ofensiva que defensiva, mientras que la segunda -imagen 2- se adapta mejor a un centro del campo más defensivo y para aquellos que buscan jugar a la contra y con balones en largo a la zona de ataque.

Táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 47 / Pases: 50/ Posición: Organizada

Pases: 67 / Centros: 45/ Tiros: 60/ Posición: Organizada

Presión: 57 / Agresividad: 55/ Anchura: 50/ Cubrir

El valor ‘Centros’ lo determinará el DC y los extremos. Si tenemos un delantero centro rematador y unos extremos pasadores, el valor deberá ser alto. El valor en ‘Tiros’ lo determinará la capacidad de disparo desde la frontal de nuestros mediocentro y extremos. Por lo general el 4-3-3 permite las llegadas desde segunda línea que debes aprovechar.

Se trata de una de mis formaciones favoritas, eso sí, poco recomendable para aquellos a los que no les gustan los partidos rotos de ida y vuelta. Porque lo cierto es que la 4-2-2-2 es una táctica donde habitualmente el equipo se rompe, especialmente cuando pasan los minutos y las fuerzas empiezan a flaquear. Por eso es esencial que en su alineacion cuente, al menos con un mediocentro tactico o un mediocentro motor o jugador de equipo para evitar dejar despoblada la zona central una vez pasas de atacar a defender. Permite varias combinaciones. Emplear dos interiores (MI-MD) lo convertirían en un simple 4-4-2 por muy adelantados que estos estuvieran. Igualmente dibujar dos extremos (EI-ED) pasaría a conformar un 4-2-4 muy diferente. En este caso el 4-2-2-2 requiere por el exterior un DI a su izquierda y un VOL a la derecha que ocupen sobre el campo un escalón superior en el centro del campo.

En cualquiera de los casos esta estrategia se apoya sobre una defensa de cuatro (los laterales no deben excederse en las tareas ofensivas) en la que aparece un doble pivote innegociable de dos mediocentros defensivos (MDI-MDD) con actitud defensiva ‘alta’ predeterminada por nuestra formación. Ninguno de ellos tendrá por defecto un movimiento ofensivo predeterminado, pero dependiendo de su características, uno de ellos puede tener una actitud ofensiva ‘media’ si queremos que se descuelgue en ataque. Pasada la línea de centro es donde esta formación ofrece diversas versiones.

El verdadero 4-2-2-2 se compone en su alas por un DI y un VOL, lo que en cierto modo lo convierte en el germen de un 4-2-3-1 hasta hace escasos años desconocido y que no es otro dibujo que un 4-2-2-2 en el que se renuncia a un delantero por un MCO.

Disponer en el dibujo de un DI y VOL (curioso que el Fifa 12 no permita poner el volante en la banda izquierda) confiere un tono netamente ofensivo a la táctica. Permite jugar en este caso tanto con un delantero emboscado en banda – como ocurre en la realidad con Cristiano Ronaldo - como con un extremo y un mediocentro ofensivo. Su área de influencia siempre será más centrada que los interiores y facilita la búsqueda del área con rápidas diagonales, aprovechando además los arrastres que ofrezcan los delanteros.

Esta formación puede ser muy útil para un equipo con dos mediocentros ofensivos cuyo físico no sea un problema para correr la banda. En caso de tener una predisposición ‘baja’ en ataque o en caso de ser lentos puede generar un problema que trastoque todo el juego. En vertical pueden funcionar con extremos que lleguen hasta la línea de fondo, si bien son muy útiles sus diagonales buscando el pase o el disparo. Por delante de ellos, dos delanteros (DC-DC o DC-DD)

La táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 45 / Pases: 48/ Posición: Organizado

Pases: 50 / Centros: 38 / Tiros: 73 / Posición Organizada

Presion: 50 / Agresividad: 60 / Anchura: 54 / Cubrir

Para algunos jugar con interiores convierte el 4-2-2-2 en un 4-4-2 con las posiciones más adelantadas que la clásica formación por excelencia. Hacer la conversión del DI-VOL al MI-MD puede ser una solución cuando gusta jugar con el 4-2-2-2 pero no disponemos en nómina de los jugadores que por rapidez y esfuerzo físico permitan una de las formaciones que más desgaste físico conlleva en banda.

Sobre el campo la posición inicial y sus movimientos predefinidos en ataque-defensa serán similares en cualquier caso, pero en el terreno de juego el MI-MD volcará a nuestros jugadores más hacia la banda, no siendo tan frecuentes sus llegadas al área como en el anterior de los casoso y ofreciendo más opciones a los centros al área.

El equipo que mejor se adapta al 4-2-2-2 es el Manchester City (formando con Barry y Touré en el centro, Silva y Nasri en las alas y Aguero y Balloteli arriba), si bien sienta muy bien en equipos como el Real Madrid (Xabi Alonso – Khedira, con Özil y Modric por bandas y Cristiano-Benzema arriba), Bayer de Munich (Schweinsteiger-Javi Martinez en el centro del campo, Ribery-Robben en los exteriores y Müller-M.Gomez arriba), así como otros equipos como el Borussia de Dormunt, Leverkusesen, Atlético de Madrid…

4-2-2-2 Defensa - Ataque

Uno de los mayores problemas que puede generar la 4-2-2-2 es el desequilibrio defensivo que se genera por la colocación de sus líneas. La zona que se genera -imagen 1- entre la pareja de pivotes y los delanteros, donde se echa en falta un MC, MCO, MP o SD, pueder ser un problema ante formaciones que sí dispongan de ello. Una zona que un rival que guste de manejar la pelota puede aprovechar. Igualmente los espacios que pueden generarse en bandas. Por ello uno de los objetivos a la hora de defender en este sistema es -imagen 2- achicar esos espacios. Para ello el camino debe ser estrechar líneas hacia un 4-4-2. Lo más recomandable, convertir el centro del campo en la zona de presión. Si en defensa hay que tomar precauciones, en ataque -imagen 3- el 4-2-2-2 invita a la libertad de movimientos, en los que la banda pueda ocuparla el delantero y la delantera el jugador de banda.

La táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 55/ Pases: 39/ Posición: Organizado

Pases: 71/ Centros: 43/ Tiros: 72/ Posición Libre

Presion: 50 / Agresividad: 50/ Anchura: 66/ Cubrir

Una de las evoluciones naturales del 4-2-2-2 es el ofensivo 4-2-4, una formación que destaca por el bagaje ofensivo pero también, y como se puede presuponer,  por la tendencia a romperse en dos partes, los 6 que defienden y los 4 que defienden. Será una formación indicada para equipos que carecen de un MC de valor, con dos MCD para cubrir el centro del campo y cuyos extremos invitan al uno contra uno.

Con una  defensa en línea, los laterales no serán una opción ofensiva. Sin interior nadie cubrirá sus subidas, y llegar a posiciones ofensivas y doblar al extremo no es una opción factible. Sólo en el caso de que el extremo haya bajado hasta posiciones defensivas se podría atacar con el lateral. Será, pues, una opción puntual. Con dos mediocentros defensivos (MDI-MDD) sin capacidad ofensiva predefinida, esta formación guarda su pólvora en la zona de ataque con dos extremos (EI-ED) y dos delanteros (DI-DD) que, al contrario que el resto del equipo, no deberán tener obligaciones defensivas.

Los extremos partirán de inicio con dos opciones de movimiento en ataque: las diagonales hacia el área para buscar el disparo, o la subida hasta línea de fondo para buscar el centro. En función de esto los delanteros (DI-DD) buscarán siempre el pase de los extremos o, en el primero de los casos, caerán a banda si el extremo entra al area, siendo así el ejecutor del centro. Se trata de un dibujo en el que resulta conveniente acabar la jugada porque el vacío que se genera tras la zona de ataque y hasta el centro del campo puede resultar complicado de contrarrestar. Dos mediocentros defensivos con capacidad táctica o motor pueden colaborar a apuntalar estos vacíos.

Existen dos variantes tácticas para los extremos. Una de ellas lleva a los extremos hacia el interior del área, la otra es pegarlos a la banda, tanto en ataque como en defensa. En este caso nuestros extremos, cuando tengan el balón en su poder, buscarán la línea de cal – evitaremos por tanto llevarlos hacia el área, salvo que el camino esté depejado – para centrar al área. Esta variante, dentro del 4-2-4, la usaremos especialmente cuando nuestros extremos tengan un valor alto en centros al área y sobre todo rasgo centros anticipados, lo que ayudará al remate. Igualmente cuando los delanteros sean rematadores y cabeceadores, tengan valores altos en remates de cabeza, fuerza y voleas, con independencia de su velocidad.

Táctica personalizada recomendada:

Velocidad: 74/ Pases: 45/ Posición: Organizada

Pases: 70/ Centros: 66 / Tiros: 64/ Posición: Organizada

Presión: 60/ Agresividad: 61/ Anchura: 47/ Cubrir

Los amantes del ataque tranquilo tienen en el 4-1-4-1 una de sus tácticas favoritas. Sólida en ataque – se llega a defender con 9 jugadores – y plomiza en ocasiones en ataque – un solo punta en solitario – el 4-1-4-1 requiere de mucho toque y avance pausado para llegar a las inmediaciones del área. Habitual entre los equipos con mucho centrocampista de toque, como las selecciones de Alemania, España o Inglaterra, permite y obliga a iniciar las jugadas desde la defensa hacia un ataque donde muchas veces no será el DC el encargado de finalizarlas.

El 4-1-4-1 permite pocas alternativas en cuanto a posicionamiento de los jugadores se refiere. Una defensa básica de cuatro – dos centrales y dos laterales – el centro del campo pivota sobre el MCD. Dada la cantidad de efectivos en el centro del campo no obliga al empleo de un pivote físico. Con dos MVI y MVD por delante – serán los que lleven la batuta de los pases -  en los flancos dos interiores – MI y MD - para coronarlo todo con el DC.

Sin embargo podemos optar por un 4-1-4-1 que, manteniendo las posiciones básicas, ofezca a través de los movimientos predeterminados de los jugadores una mayor capacidad ofensiva. Para ello empezaremos por la defensa, dado a los laterales un mayor recorrido, al igual que a los MI y MD. El objetivo, romper dos líneas estáticas y escalonar el equipo cuando tengamos el balón. En este sentido también romperemos la pareja del centro del campo. Ante la ausencia de MCO que enlace con el DC, a uno de los dos mediosvolantes le daremos galones en ataque y le mandaremos avanzar su posición cuando tengamos el balón, ocupando una zona de creación más avanzada.

Esta formación permite el ataque por el centro, a través de sus dos MV, o por bandas. En la elección intervendrán las características de diversas piezas. Primero, el DC. Un delantero centro rematador y matador invitará al juego por banda para terminar en un centro al área que busque al ’9′. Si nuestro DC es un jugador veloz siempre podremos buscar los pases al hueco tanto desde banda como desde los MV a la carrera del delantero.

Es una táctica donde mirar con lúpa cómo son nuestros MVI y MVD. La presencia de mucho jugador en el centro del campo permite usar en esta posición jugadores como Özil y Kaka, Swensteiger y Özil, Gerrard y Lampard, Iniesta y Xavi, Iniesta y Silva, Modric y Van der Vart, Sjneider y Van der Vart… sin que el equipo pierda poder defensivo. Además ciertos jugadores de este perfil permiten que su capacidad de disparo sea una de las mejores opciones ofensivas cuando llegan desde segunda línea.

4-3-1-2Entre lo defensivo y lo ofensivo. Así se podría hablar de la 4-3-1-2, una táctica muy a la ‘italiana’ con la que gestionar la pelota desde el centro del campo -eje de todo el sistema- olvidando por momentos las bandas, un elemento secundario. El juego pivota sobre el armazón de un trivote -defensivo u ofensivo- que da la cobertura necesaria a una zona de ataque donde el MCO es el engranaje de una doble pareja de delanteros incuestionable. Un sistema que ejemplifica a la perfección el Milan 2002-2003 de Carlo Ancelotti, campeón de Champions con un sistema que en el centro del campo aglutinaba un trivote formado por Gattuso, Pirlo y Seedorf (estos dos últimos con libertad para sumarse al ataque), Rui Costa liberado en la mediapunta y Shevchenko e Inzaghi como delanteros. Podría confundirse con un 4-1-2-1-2, en rombo cerrado, pero tiene sus diferencias.

4-3-1-2 Opcion 1Por delante de una línea defensiva de cuatro, la primera elección debe ser el tipo de trivote que se busca. No es lo mismo formar con un MCD escoltado de MDI y MDD, que un MCD con MVI y MVD. La primera opción, defensiva, obliga a jugar bien a la contra o a una velocidad más lenta. En el segundo de los casos las opciones ofensivas y la velocidad  se incrementan en la zona de creación. Los mediovolantes deberán ser los encargados de sumarse tanto al ataque como a la defensa, llegando hasta línea de tres cuartos cuando se tenga la pelota. Lo recomendable es la presencia de laterales de largo recorrido, que serán los encargados de ocupar las bandas y, llegado el caso, de colgar balones al área. Ocasionalmente pueden ocupar esta zona los MVI y MVD, pero ello generará un desgaste contraproducente. En la mediapunta el MCO será el protagonista. Será el encargado de entrar desde la segunda línea. Será el encargado de realizar el último pase al hueco al delantero, disparar desde la frontal o ingresar en el área como si de un tercer delantero se tratara. Por tanto, para usar esta táctica deberás tener un MCO con destacadas cualidades ofensivas y un mediocampo potente.

Táctica personalizada (fuerte defensa y jugar con posesión de balón):

Velocidad: 47/ Pases: 55/ Posición: Organizada

Pases: 60/ Centros: 35/ Tiros: 70/ Posición: Libre

Presión: 50/ Agresividad: 72/ Anchura: 50/ Cubrir

Aprovechando la presencia del trivote jugaremos con una defensa fuerte y agresiva ejerciéndola desde el centro del campo – Presión 50 – para recuperar la pelota y comenzar a moverla en corto – Pases 55 – para llevarla a zona de tres cuartos, donde mandará el MCO. Dado que es una táctica sin interiores optaremos por acabar las jugadas bien con disparos desde la frontal – Tiros 70 – o con un último pase al hueco – Pases 60 -. En este caso buscamos la libertad de movimientos en zona de ataque, de modo que los delanteros podrían caer a bandas.

Táctica personalizada (Presión arriba y jugar a la contra):

Velocidad: 70/ Pases: 60/ Posición: Organizada

Pases: 70/ Centros: 35/ Tiros: 45/ Posición: Organizada

Presión: 69/ Agresividad: 72/ Anchura: 45/ Cubrir

En el caso de buscar el juego a la contra, el objetivo será recuperar el balón lo más pronto posible – Presión 69 – y armar el ataque con velocidad – Velocidad 70 – buscando bien un pase largo o un pase al hueco a los dos delanteros esperando la definición en el área.

Táctica personalizada (Juego de elaboración, centros al área y fuerte presión defensiva):

Velocidad: 47/ Pases: 41/ Posición: Organizada

Pases: 67/ Centros: 70/ Tiros: 45/ Posición: Organizada

Presión: 69/ Agresividad: 60/ Anchura: 45/ Cubrir

En este caso la apuesta es radicalmente distinta. De inicio se busca la posesión de la pelota y la generación del juego a través de pases en corto -41- y creación pausada -47-. Con esa velocidad pensaremos en la incorporación de los laterales como una posibilidad real en ataque. Fruto de ello pensaremos en la opción de los centro al área -70- como una opción preferencial junto con los pases al hueco -67- desde el MCO a los delanteros. A la hora de defender, y pensado en nuestro trivote, emplearemos una presión adelantada -69- con notables apoyos -60-.

4-3-2-1Conocida por algunos como la formación del ‘árbol de navidad’ por la forma sobre la pizarra que adquieren los jugadores una vez distribuidos sobre el campo, el 4-3-2-1 se presenta como una formación poco habitual en el fútbol real aunque una posibilidad dentro del juego en el que nos encontramos en función de la plantilla de la que dispongamos. Se trata de una formación que admite el juego con muchos centrocampistas, mediapuntas, extremos o delanteros pero que es incompatible con interiores, por lo que si te gusta jugar con los mismos, descártalo.

Las múltiples posibilidades que permite tanto en el centro del campo como en los tres puestos de la zona de ataque permiten que sea una formación que se adapta tanto al juego de posesión – principalmente – como a un juego más directo. Todo depende lo que elijas.

4-3-2-1 Opcion 1La base del equipo es una línea de cuatro defensores en la que es innegociable la presencia de los laterales en el ataque, en mayor o menor medida. Hay que partir de la premisa de que, de inicio, se juega sin interiores y fundamentalmente por el interior, aunque siempre existen variantes interesantes.

Sobre la base el centro del campo estará apoyado sobre las figuas del MCD, acompañado en las alas por MVD y MVI. Puedes optar por una versión más ofensiva, sustituyendo el MCD por un MC, aunque el equilibrio en defensa puede ponerse en cuestión. Igualmente puedes optar por unas alas más defensivas, MDD y MDI, aunque es poco recomendable salvo que busque atacar sólo con tus tres hombres de ataque. Por último la zona de ataque estará formada por los SDD, SDI y el DC. Tres posiciones que pueden ser ocupadas por tres delanteros natos, por dos extremos e incluso dos mediapuntas. He aquí donde empiezan las variantes en esta formación.

4-3-2-1 Opciones ataqueUna de las primeras opciones – opción 1 – es buscar el desplazamiento de los SDI y el SDD hacia las bandas y laterales del área. Una opción que se adapta bien en el caso de querer que sean extremos los que ocupen estas posiciones. Una opción con la que se puede rebajar el trabajo en ataque de los laterales, siendo los SDI y SDD los encargados de realizar centros al área.

La segunda de las opciones – figura 2 – da pie a jugar tanto con tres delanteros natos, dos extremos o dos mediapuntas junto al DC. Las tres figuras de ataque deberán moverse con libertad por todo el frente de ataque, siendo los laterales los que asuman la responsabilidad de atacar desde las bandas, sin que sea necesario que el ataque termine en un centro en el área. Lo que se busca es generar una amplia presencia en ataque a la que uniremos el MVI y el MVD. Si los puestos de SDI y SDD lo ocupan mediapuntas, puedes optar por jugar a arriesgar en el pase al hueco y disparos desde la frontal, si optas porque sean delanteros las opciones deben pasar por el disparo desde la frontal y los centros al área por parte de los laterales, aprovechando la numerosa presencia en el área para buscar el remate.

Otra opción – figura 3 – es la mezcla de opciones. Optaremos porque los SDI y SDD se muevan por el exterior, dejando un hueco en la frontal del área para que lo aprovechen los MVD y MVI en ataque. Con cierta contención en ataque por parte de los laterales, lo que se genera es un dibujo en faceta ofensiva en la que se ocupa todo el frontal de ataque en el que el objetivo es mover la pelota de un lado al otro hasta observar el hueco – bien para meter el pase al hueco o para disparar – o bien finalizar con un centro al área. Permite un equilibrio muy interesante a la hora de finalizar el ataque siempre desde la posesión.

5-3-2Ideal para aquellos que piensan más en la defensa que en el ataque se presenta la 5-3-2, una formación ideal para jugar a la contra. Su uso suele ser muy habitual entre los equipos que, dada su debilidad táctica y física, optan por esperar a su rival en campo propio para salir en velocidad al ataque por medio de sus dos delanteros. Aunque no es muy habitual, puede ser posible emplearla en ataque buscando como medio ofensivo la posesión, si bien es un recurso extraño pero no imposible. Posiblemente pocos recuerdan ya la Real Madrid que levantara su octava Champions con cinco defensores como Salgado, Roberto Carlos, Karanka, Iván Campo y Helguera, en este último caso recordando la figura del líbero ahora tan olvidada.

5-3-2 Opcion 1La 5-3-2 se fundamenta, básicamente, en una formación con pocas opciones de variación.  Su fundamento es un bloque compacto en el que predomina la solidez defensiva en campo propio. Sus cinco defensores, con tres centrales, son el germen de la misma. Llega una de las variables tácticas en las alas de la defensa. Se pueden emplear lateraes (LTD – LTI) cuando la opción es ataque es la contra. Se pueden usar los carrileros (CAD – CAI) si estamos dispuesto a buscar otros caminos al gol y, ante la ausencia de interiores, nos apoyaremos en los carrileros.

En el centro del campo es innegociable un trivote con un MCD de eje y dos medios volantes (MVD-MVI) que en función de sus características -más ofensivas o defensivas- les transformaremos en volantes defensivos (MDD-MDI). Por último el ataque y los goles corresponden a los dos delanteros (DD-DI).

5-3-2 Defensa - Ataque

Ya sea con carrilero -imagen 1- o con laterales -imagen 2- la presión defensiva en el 5-3-2 se ejercerá en campo propio y cerca de las inmediaciones de nuestro área. A partir de la recuperación de balón las opciones en ataque están claras. En una formación con laterales el camino será desplazamiento en largo de balón hacia los dos delanteros. En el caso de emplear carrileros podemos buscar una segunda opción. En este caso -imagen 3- los carrileros avanzarán automáticamente sus posiciones hacia la zona de centro del campo, convirtiéndose en ese momento en ‘falsos’ interiores que nos permitirán jugar el balón en posesión e incluso llegar a zona de centros para habilitar a nuestros delanteros centros.

Táctica personalizada (para robar en campo contrario  y jugar a la contra):

Velocidad: 70/ Pases: 60/ Posición: Organizada

Pases: 70/ Centros: 45/ Tiros: 70/ Posición: Libre

Presión: 70/ Agresividad: 72/ Anchura: 68/ Cubrir

El objetivo es adelantar las líneas de presión -70- a campo contrario, recuperar y lanzar rápido el ataque -Velocidad 70- en largo -60- y directo -Pases 70- al marco contrario.

Táctica personalizada (para defender en campo propio y atacar con posesión:

Velocidad: 47/ Pases: 41 / Posición: Organizada

Pases: 55/ Centros: 60/ Tiros: 55/ Posición: Organizada

Presión: 39 / Agresividad: 60/ Anchura: 68/ Cubrir

Esta táctica personalizada busca esperar en campo propio -Presion 39- con ayudas de los compañeros -Agresividad 55- a la búsqueda de un robo que genererá un ataque en posesión -Velocidad 47- y pases cortos -41- si arriesgar -55- con la opción de la llegada del carrilero para poner el centro al área -60-.

Táctica personalizada (defender en campo propio y jugar a la contra):

Velocidad: 70/ Pases: 75/ Posición: Organizada

Pases: 70/ Centros: 45/ Tiros: 70/ Posición: Libre

Presión: 39/ Agresividad: 60/ Anchura: 68/ Cubrir

309 respuestas a Mis tácticas… Fifa 13

  1. Pablo dijo:

    Hola, ojalá lo leas:
    No pusiste ninguna táctica para la formación 4-1-4-1, justo la que uso xD
    Juego con el FC Augsburgo, con jugadores que son decentes, pero con deficiencias en el control de balon en espacio reducido. Lo que mejor me ha resultado es tocar y tocar el balón, y en defensa recular y esperar al rival.

    Saludos y gracias!

  2. salvador dijo:

    Nosé si llegarás a leerlo crack, he estado leiendo esto y mi enhorabuena.

    Al grano pués, yo mi idea del futbol es la que a España la ha llevado a ganar todo, la que maravilla al mundo, la del TIKI TAKA, suelo jugar en Temporadas con el barça y con españa, tengo 4 tacticas para ello, y todas parecidas pero con matices. La que más uso es:

    Velocidad: 60 / Pases: 36/ Posición: Libre
    Pases: 40/ Centros: 33/ Tiros: 72/ Posición: Libre
    Presión: 42/ Agresividad: 46/ Anchura: 30/ Cubrir

    El problema es, que en cuando empece a ganar las divisiones 4 5 y 3 sin perder y goleando a los rivales, noté que el sistema dejo de ser tan eficaz, por tanto opte al ver este blog por cambiar la formacion, del 4-3-3 clasico al 3-5-2, para ganar en el centro del campo jugadores y una mayor creacion de ataque asi ley en el blog.

    Me gusta jugar moviendo la pelota pero no muy lento, digamos formar el ataque rapido pero tocando en corto a la vez que avanzo hacia la porteria. La pregunta es, estoy haciendo bien con esa tactica y formacion?.

    • Hola Salvador…
      No se si podré ayudarte, ya que conoces de sobra el juego. Lo primero es que en la elección de la táctica es algo muy personal y delicado, dado que en esa selección que has hecho lo primero es que pasas a jugar con tres defensas, y eso no siempre es sencillo. Igualmente dejas de tener extremos y pasas a tener dos delanteros. Vamos, que cambia todo. Frente al 3-4-3 (quizás una evolución más natural del 4-3-3) con ese 3-5-2 ganas presencia en el centro del campo.
      Sobre la táctica que me planteas, y en base a mis gustos personales, haría algún cambio:

      Velocidad: 60 / Pases: 36/ Posición: Organizada
      Pases: 40/ Centros: 33/ Tiros: 72/ Posición: Organizada
      Presión: 42/ Agresividad: 50/ Anchura: 50/ Cubrir

      Dado que tienes dos delanteros, buscaría aprovechar más las opciones de pases al hueco, subiendo la tasa de pases de 40 a 60

  3. Estimado yo juego mucho con el Dvo. Toluca de México casi simpre pierdo porque me agarran en contragolpes y en otras ocasiones ante rivales muy rapidos q hacen una presion agobiante mi defensa es muy lenta, ojala puedas orientarme gracias!

    PSN 3 wolfg_68

    Saludos!

    • Hola Gustavo…
      Primeramente, tu mismo estás señalando un problema clave, y es que tus jugadores son más lentos que tus rivales, y eso tiene difícil solución, más que nada porque tu rival al ver eso aprovechará para atacarte corriendo… Puedes plantearte dos soluciones muy diferentes, o subir la presión y la línea de defensa del equipo, buscando una recuperación rápida en el centro del campo, o todo lo contrario, meter al equipo atrás. El problema de la primera opción es que, si no consigues recuperar el balón, das al rival muchos espacios a tu espalda para correr. Lo bueno es que puedes sorprender al rival y agobiarle en su inicio de ataque. En la segunda opción eliminas los espacios para correr, pero le das al rival la opción de construir el juego con más libertad

  4. Tomi Romero dijo:

    Hola,te felicito por la pagina, me podrias decir alguna tactica personalizada para el 4-1-4-1? Es que estoy jugando modo carrera y tengo jugadores de buen pie…O alguna otra…Gracias.

    • Hola Tomi…
      Prueba a desarrollar una a partir de la siguiente:
      Velocidad: 70/ Pases: 70/ Posición: Organizada
      Pases: 71/ Centros: 65/ Tiros: 40/ Posición: Libre
      Presión: 65/ Agresividad: 60/ Anchura: 68/ Cubrir

      Es una táctica que busca una presión alta… Regula la velocidad de jueg0 -70- en función de si quieres más o menos posesión, así como si quieres arriesgar más en los pases o apostar por centros o disparos

  5. St4nko dijo:

    Buen dia Chava, muy buen blog..
    Me gustaria consultarte sobre que tactica me vendria bien con estos jugadores de la EPL.
    Juego un 3-4-1-2 me gusta un juego de posecion pero en la muchas ocasiones me desespero y me meto en el juego del rival, y me toman mucho a la contra..
    DFC Vermaelen DFC Richards DFC Agger
    MD Navas MC Toure MC Tiote MI Hazard
    MP Suarez
    DC Van Persie DC Tevez

    Que tactica desarrolarias, o cambio de formacion..algun jugador?
    Saludos y de antemano gracias..

    • Hola St4nko…

      El problema de cualquier sistema con tres defensas es la contra del rival. Es un precio que debes pagar por ello.
      Para que no cambies de formación y trates de seguir con esa si te gusta te puedo decir… Se puede solucionar un poco los problemas en defensa apostando por una pequeña modificación en la que incluyas un centrocampista más (3-5-2) y renuncies al MP. Con ese cambio Toure y Tiote pasarían a jugar como MCD. Igualmente buscaría que como MD y MI fueran jugadores con capacidad alta tanto en ataque como en defensa. En el ataque apostaría por Suarez y Tevez, quizás te ofrezcan más variantes que Van Persie

      • St4nko dijo:

        Muchas gracias por responder, cambie a 3-5-2 y me esta llendo muy bien..aunque me costo un poco cambiar todos mis jugadores de alineacion, pero en si va muy bien esa formacion.
        Saludos y gracias por tomarte el tiempo de responder.

  6. tony dijo:

    Saludos maestro..
    Me gusta jugar toque pero no encuentro una táctica una formacion ideal para hacerlo..
    Para ti cual seria mejor formacion y que tactica me recomiendas..
    Gracias espero tu respuesta teacher..

  7. Hola, primero felicidades por la pagina, excelente.

    Despues me gustaria que me dijeras cual es la mejor formacion i tactica personalizada por estos jugadores.

    Por: Cech
    DFC: David Luiz, , Hummels,
    LD: Ivanovic,
    LI: Asley Cole
    MCD: De Rossi
    MC: Wilshere,
    EI: Hazard
    Ed: Sturridge
    MCO: Mata
    DC: Aguero

    Estoy haciendo un modo carrera con el chelsea. LLevo una temporada.
    Gracias crack!

    • Hola Josep…
      Con la demarcación que pones a cada uno tú mismo te respondes… la 4-2-3-1
      ¿La táctica personalizada? Depende de cómo te guste jugar, pero desarrollaría alguna sobre los siguientes valores:

      Velocidad: 50/ Pases: 49 / Posición: Organizada
      Pases: 71/ Centros: 50/ Tiros: 67/ Posición: Libre
      Presión: 57 / Agresividad: 60/ Anchura: 50/ Cubrir

      Como tienes como DC a Aguero no te aconsejo una tasa elevada de centros, te recomendaría más que jugaras rápido, con pases al hueco a los desmarques, de ahí el posicionamiento libre en ataque.

  8. Fran dijo:

    hola pero hay un problema cuando pones a ciertos jugadores de mvd o mvi baja la media de los jugadores porq? y me puedes decir que tactica me viene bien para un 3-5-1-1?? el medio campo lo tengo colocado con Mcd Mdi y Mc…y por delante Vol y Di y la delantera SD y DC

    • Hola Fran…
      A veces las medias de ciertos jugadores bajan cuando los pones en una u otra posición porque no es su posición. De ahí que en muchas ocasiones os insista en que antes de fijaros en una táctica sepáis qué jugadores tenéis.
      Sobre una táctica para un 3-5-1-1 nunca he probado esta táctica… ¿Por qué no modificas a una 3-5-2 con un MC lo más adelantado posible o con trabajo ofensio alto y juegas con dos delanteros centros?

  9. sergio dijo:

    puedo usar la tactica personalizada de la 5 3 2 para la 5 2 2 1

    • Hola Sergio…
      Bueno, podría funcionar, aunque debes tener en cuenta que las tácticas personalizadas del 5-3-2 parten de la presencia de un centro del campo formado por 3 jugadores, es una táctica más defensiva y en la que las bandas son cosa de los laterales o carrileros. En la 5-2-2-1, según la posición de la segunda línea de ataque o los movimientos que busques con ellos, las bandas pueden ser suyas. Además, la 5-3-2 permite una mayor anchura de campo que la 5-2-2-1
      De todos modos, siempre puedes probar y a partir de los resultados que te de sobre el campo modificarla y pulirla

  10. Diego dijo:

    Felicidades por el blog, muy bueno, muy parecido al estilo de la bola, por ejemplo: tiki taka barcelona, estoy utilizando actualmente 3-4-3, pero estoy en duda que es lo más conveniente para este estilo, gracias de antemano

    • Hola Diego…
      El 3-4-3 puede tener dos caras. Por una parte si eres capaz de controlar la posesión del balón puede ser un sistema muy interesante y atractivo, ya que sumas 7 jugadores en ataque, pero si no eres capaz de jugar tranquilo y madurar la jugada -este sistema no es conveniente si juegas rápido- puede volverse en contra ya que defiendes con 3
      Como base para una táctica personalizada propongo:

      Velocidad: 35 / Pases: 35/ Posición: Organizada
      Pases: 35/ Centros: 45/ Tiros: 55/ Posición: Libre
      Presión: 61/ Agresividad: 63/ Anchura: 45/ Cubrir

      Modifícila en función de las características de tus jugadores y tus necesidades

  11. David Morales Hidalgo dijo:

    Hola, lo primero felicitarte por la pagina.
    Y en segundo lugar queria que me dijeras k táctica usarias cn los jugadores que te voy a nombrar, jugamos un grupo de amigos y cada uno tenemos un equipo.

    Portero: lloris

    Defensas: jordi alba, Richards, maggio, tiago silva

    Medios: Xavi Alonso, Vidal, boateng, Mata y Di Maria

    Delanteros: falcao y messi

    Gracias y un saludo!

    • Hola David…
      Por los jugadores que me dices lo cierto es que es una plantilla que se prestaría a ‘mil’ tácticas… Puedes jugar con un 4-3-3 con Xavi Alonso de MCD, Boateng y Vidal de MVI y MVD, Di MAría de ED, Messi de EI y Falcao de DC; puedes emplear un 4-2-3-1 con Xavi Alonso y Vidal de doble pivote, Di María por la derecha, Messi por la izquierda, Mata/Boateng de MCO y Falcao como DC; puedes jugar con un 4-3-1-2 con Xavi Alonso de MCD, Vidal y Boateng de MVI y MVD, Mata de MCO y Messi y Falcao de DC… No usaría defensa de 3, pues tienes dos buenos laterales, ni tampoco una táctica que requiera MI y MD, como un 4-4-2, salvo que quieras usar a Mata de interior.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s